Yo es que soy escritor, ¿sabes?

Sí, bueno, yo es que soy escritor… ¿Sabes?
– Gente mediocre.

Muchas veces habreis escuchado esta frase, principalmente de tíos, ya que escritor es una palabra masculina y si lo dice una chica… Suena raro.

Si casualmente teneis vagina y esta frase llega a vuestros oidos u ojos (escrita, coño), sencillamente huid. Os vereis atrapadas en las redes del “Escritor que no escribe”.

El EQNE (Escritor que no escribe) tiene esa facilidad para manejarse entre las masas con una simple frase que le da la elegancia y elocuencia que necesita, algo así como un demagogo del siglo XXI.

Imagen

Realmente no hay nada más “poco verídico” que las palabras de un EQNE. Espero que no hayas subido arriba para ver qué significa eso. No me quieras decepcionar tan pronto querido lector.

El EQNE engaña, manipula, se esconde y sobretodo dice que no enseña a nadie lo que escribe, que eso es cosa personal, pero que su mayor sueño es llegar a ser conocido y cosechar fama en el sillón acariciando un gato cerca de la chimenea.

No te lo enseña sencillamente por que no escribe.

El EQNE suele ser ese tipo de persona que un día leyó un libro, seguramente bastante POP, y decidió que él también podría hacerlo. Pero ya sea por que no tiene suficiente voluntad o por que no sabe de lo que escribir, consigue crear una novela interesantísima de tres cuartos de página.
Tres cuartos de página que irá publicando por distintas redes sociales como “cachitos de su flamante novela”.

Y una mierda.

Imagen

Realmente muchas veces he mencionado que me gusta escribir, e incluso he cometido el error de decir que soy escritor. No te puedes autoproclamar escritor y esperar que los demás no te tomen por pedante de tres al cuarto. Así que me paro a pensar…

¿Qué necesidad hay en decir que eres escritor? ¿A quién le importa? ¿Es que tus abdominales lucirán mejor si pesas 150kilos siendo escritor? No lo sé. Son preguntas sin respuesta. Sería más fácil contestar a “¿qué hay después de la muerte?”.

1609627_1420517124853665_1707894182_n

Otro rasgo que me encanta de los EQNE, es el hecho de dárselas de filósofo y sentirse superior ante todo el mundo y eso les hace ser realmente irritantes. Nadie tiene ganas de saber tu opinión y reflexión de por qué la mierda es morena si nunca ha tomado el Sol… Retrasado.

Realmente un EQNE es alguien que habla más y más de algo que ha oido hablar menos y de lo que realmente no sabe nada. Aunque si lo pienso un poco, ciertamente eso es ser un filósofo. Y cuanto menos sepa, más conocido.

Imagen

Así que la conclusión, querido EQNE, si es que esto ha llegado a ti:

  • Ponte a leer más.
  • Escribe aun más.
  • Proclama tu amor por lo que no haces mucho menos.

Igual no te llevas a tantas a la cama, pero creeme, ese vacío que sientes dentro y esa pregunta existencial que no sabes cual es ni qué responderle… Desapareceran.
O puedes comer, que quizá era hambre.

Pero lo que seguro sacarás como fruto, es algo más de riqueza interior y algo menos de gente que te evita.

-Un consejo de un antiguo EQNE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s